21 Días de Oración

Una nota referente a la oración de parte del Pastor Tim

Estamos muy contentos que nos acompañes en este tiempo de oración de 21 días.
La oración es simplemente hablar con Dios y abrir tu corazón para escuchar su voz. Esta guía de oración se basa en las escrituras de la Biblia que comienzan alineando nuestra mentalidad con la Palabra de Dios y luego nos acercamos y profundizamos en nuestro caminar con Dios. Creo que algo grande está a punto de suceder en tu vida durante los próximos 21 días. ¡Y después de estas tres semanas, tu vida de oración continuará más fuerte que nunca!



Utilizando la guía que hemos proporcionado, reserva un tiempo cada día para orar. Uno de los mejores momentos para orar es temprano en la mañana antes de que nos distraigan las demandas del día. Los que están casados ​​pueden orar juntos por la mañana o justo antes de ir a dormir, dependiendo de sus horarios del día. Para aquellos con niños en casa, pueden considerar orar después de la cena cada noche o al acostarse. Sugiero que sus hijos repitan estas oraciones después de una frase a la vez. Cada miércoles a las 7:30 pm, nos reuniremos para un tiempo de oración juntos como iglesia en el santuario de Mundo de Fe.



Crear un ambiente es vital para su tiempo de oración. Comienza por apagar cualquier ruido extra como la televisión. A continuación, puedes tocar música de adoración en el fondo. Una de las mejores maneras de acercarse a Dios y despejar nuestra mente es adorar a Dios. La música es un don de Dios que puede usarse para calmar nuestra alma mientras nos preparamos para que Dios hable a nuestro espíritu. Así que encuentra una postura de oración. Para algunos, su postura de oración es estar sentando. Para otros, en sus rodillas. Lo importante es ser intencional y marcar el comienzo y el fin de su tiempo de oración.



Una vez establecido el ambiente para la oración, y después de haber adorado por unos momentos, lee la oración en voz alta. Recuerda que aunque estás leyendo una oración por escrito, estás orando a Dios y Él te escucha. Asegúrate de que cada palabra viene de tu corazón. Toma tu tiempo y di las palabras con convicción. No tengas miedo de repetir una línea más de una vez. Puede ser que el Espíritu Santo esté enfatizando una parte en particular de la oración que tu necesitas especialmente en ese momento. Además, no tengas miedo de hacer una pausa después de una frase. La Biblia usa una palabra hebrea "Selah" para describir este momento. Significa "pausar y meditar".



Una vez que hayas orado lo que se ha escrito para ese día, comienza a hablarle a Dios con tus propias palabras. Lo más probable es que algo que fue escrito será tu inspiración para ese día. Este es tu momento para profundizar en la oración y hacerla aún más personal. Y por supuesto, debes agradecer a Dios por lo que Él ha hecho y decirle lo que necesitas (Filipenses 4: 6).



¡Dios te ama y anhela pasar tiempo contigo! Prepárese para experimentar Su paz (Filipenses 4: 7) y para sentir Su Presencia e incluso en los días en que no sientas nada especial, recuerda que Él todavía está allí y que están sembrando semillas que producirán una cosecha de bendición en tu vida.



Que Dios te bendiga,

Pastor Tim Holland

 

Semana 1 - Acercándonos a Dios

Día 1     Día 2     Día 3     Día 4     Día 5     Día 6     Día 7

 

Semana 2 -

Día 8     Día 9     Día 10     Día 11     Día 12     Día 13     Día 14